fbpx

Abdominales y embarazo

Abdominales y embarazo; para comenzar

Los músculos abdominales se dividen en 2 partes o zonas en el abdomen.

El abdomen es la parte de tu cuerpo en las que están las vísceras, es decir, las tripas. Médicamente va desde la tetilla en el hombre y/o el pezón en la mujer, hasta el pubis.

En la parte central se encuentran los músculos rectos,que son como dos cintas que van desde el pubis hasta el reborde costal en su parte central. Cuando están entrenados y no existe mucha tejido graso delante de el, es lo que observamos como la llamada «tableta de chocolate».

Hay que tener en cuenta que aunque tengas bien entrenados los músculos rectos del abdomen, si tienes grasa en el  Tejido Celular Subcutáneo (TCSC) delante de el, este no podrá ser apreciado. De todas formas, no suele ser usual que las chicas quieran tener una tableta de chocolate como los chicos; pero un abdomen entrenado se nota en su tonicidad, firmeza y por lo tanto, en su belleza.

Su función es la de flexionar el tronco hacia adelante y dar estabilidad a la columna vertebral.

Los laterales

En las zonas laterales del abdomen se encuentra otra capa de músculos: Son 3 desde los superficial a lo más profundo: EL oblicuo externo, el oblicuo interno y el musculo transverso del abdomen.

Su función es la de flexionar lateralmente el tronco y dar estabilidad al abdomen. En  esta zona  y hacia posterior se suele acumular grasa que es difícil de eliminar, pero mantenerlos entrenado le da firmeza y postura al cuerpo.

Por qué son importantes los abdominales en el embarazo?

Durante el embarazo, los músculos abdominales sufren muchísimo, ya que con el crecimiento del niño, se estiran  casi hasta duplicar su longitud. Aunque el tejido elástico intenta que estos vuelvan a su longitud habitual. en muchos casos esto no es posible.

Factores que influyen en la recuperación de los abdominales tras el embarazo:

– Edad

– Peso previo

– Estado físico

– Dieta

– Condiciones del embarazo

Edad

Está claro que mientras más joven te embarazes, mejor será la vuelta a la normalidad tras el parto, ya que el tejido elástico va disminuyendo con al edad y la capacidad de ejercitarse de todo el cuerpo es mayor. En todo caso; pasados los 25 años existe ya un pequeño declive en cuanto a las capacidades físicas, que se acentúa más pasados los 35 .

Esto no quiere decir que tengas que embarazarte antes de los 25 años, pero si que cada año pasada esta edad, tendrás que hacer un poco más de esfuerzo para tonificar los músculos y volver a su estado basal.

Peso previo

Si antes del embarazo tenías sobrepeso, no esperes que tras el parto te encuentres más delgada. Aunque hay casos en los que la madre adelgaza tras el parto, generalmente quedan con unos kilos de más.

Estado físico

Quizá es el factor más importante. Si te entrenabas antes del embarazo, volver a tu rutina habitual te será más fácil; y si no lo hacías, que mejor momento para comenzar con esta motivación. Si es cierto que ahora con el niño o niña necesitarás más organización para poder ejercitarte.

Si ya te ejercitabas antes, puedes hacer ejercicio en cuanto te sientas bien. Esto incluye caminar por ejemplo pero quizás aún no hacer prensa abdominal, hasta estar segura que los músculos perineales estén fuertes (básicamente que no se te escape la orina).

Dieta

Debes cuidar tu dieta durante el embarazo. Es habitual que la embarazada aumente unos 8 a 11 kilos y que tras el parto inmediatamente aún tengas unos 4 – 5 kilos extra.

La dieta durante el embarazo debe ser la habitual según las indicaciones de tu médico, peor en todo caso, no es necesario que aumente más de 13 kilos.

Condiciones del embarazo

Dependiendo de si es un embarazo con complicaciones, esto puede influir en los demás factores que te permita variar o no la dieta y el ejercicio; ya que la edad no puedes!.

Y en que momento ejercitarse?

En realidad no importa el momento, importa que lo hagas. Si no puedes ir a un gimnasio, puedes hacer ejercicios en casa.

Quizá los primeros 3 meses no tengas energías ni ganas de ejercitarte, pero en promedio, pasado ese tiempo, deberías retomar tu rutina habitual de ejercicio, o aprovechar e iniciar una.

Qué tipo de ejercicio abdominal?

En este caso, quizá sea más importante el ejercicio que se haya hecho previamente, pues durante el embarazo, salvo los primeros meses, no se puede realizar ejercicio intenso de estos músculos.

Si que se puede realizar estiramientos, ejercicios generales de otros músculos, caminar, trotar y los que se desarrollan en la gimnasia pre parto.

Post parto:

Lo primero que se debe practicar son los llamados ejercicios de Kegels o ejercicios para fortalecer el piso pélvico.

de acuerdo al estado físico previo y los factores que ya mencioné antes, se puede iniciar el ejercicio abdominal tras confirmar que existe buena continencia de orina y que los músculos rectos no estén más de 2 cm separados de la línea media. Esto se comprueba estando tumbada  y tocando la línea media de tu abdomen por encima del ombligo.

El tiempo es variable, pero podría ser de 2 a 4 meses tras el parto. El progreso debe ser paulatino.

No tengas miedo, tu misma sabrás cuando estás preparada. recuerda que nuestras madres no tenían internet y salieron adelante no?

De manera que si quiere volver a tener ese vientre plano, firme y terso es cuestión de prevenir! y sino de ejercitarte en cuanto estés preparada tras el parto. No te quedes con ese faldón de piel que no te gusta. Seguro que te sientes mejor viendo y tocando tus abdominales.

Tu puedes!

Y tu, mamá …. ejercitas habitualmente tus abdominales?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies